Inicio - Blog

Planeamos tu éxito

Financiamiento para empresas en México

El camino al éxito empresarial tiene muchos pasos, desde el surgimiento de esa idea que va a cambiar al mercado, hasta la consolidación de una marca. Uno de los pasos más importantes, es también uno de los que implica una mayor complejidad. 

 

El financiamiento de las empresas en México es el tema que vamos a abordar el día hoy, para darte una pequeña introducción a este tema. Para que lo tomes en cuenta si estás pensando en emprender o en hacer crecer tu empresa.

 

Existen distintas razones por las una empresa puede requerir un financiamiento: Iniciar un negocio, comprar equipo o maquinaria, apertura de otra sucursal, reabastecimiento de almacén, entre muchas otras. Determinar para qué vas a utilizarlo, también te servirá para orientarte en el tipo de financiamiento que mejor conviene en tu caso.

 

No debes creer que emplear un financiamiento es algo fuera de lo común. Para poder sobrevivir en un mercado voraz y cambiante se vuelve una acción necesaria. La Encuesta Trimestral de Evaluación del Mercado Crediticio, realizada por el Banco de México, reveló que durante el primer semestre de 2022 el 76.8% de las empresas encuestadas, usa algún tipo de financiamiento.

 

Entonces, cómo podrás ver, el financiamiento para empresas en México es algo normal, pero debes acudir a esta herramienta con sabiduría.

 

¿Cuáles son los principales tipos de financiamiento que existen?

Vamos a definir financiamiento o crédito. Es cuando una empresa o persona acude a una institución pública o privada para solicitar recursos económicos con el fin de ejecutar una actividad. Con el tiempo estos recursos serán devueltos a la institución bajo los términos y plazos acordados.

 

Esto, preferentemente, se hace para alcanzar objetivos, cómo poner en marcha un proyecto o acelerar el crecimiento de un negocio.

 

Dentro de los distintos tipos de financiamiento para empresas en México, hay 4 características que todas comparten:

  1. Es una operación económica, dónde la institución invierte sus recursos en tu actividad y tú tienes la oportunidad de cumplir tus metas.
  2. Esa institución va a obtener un beneficio a cambio de financiarte. Nada es gratis en el mundo de los negocios.
  3. Pueden ser a corto, mediano y largo plazo. El plazo suele ser fundamental para el tipo de interés que tendrás que pagar.
  4. El financiamiento puede ser interno o externo. Y pueden venir de instituciones privadas o de organismos de gobierno.

 

Ahora pasamos a definir estas clasificaciones.

 

Financiamiento a corto plazo

Los que te pueden otorgar un crédito financiero a corto plazo pueden ofrecerte plazos de pago a 12 meses o inferiores. El interés en este tipo de préstamos es relativamente bajo y puede solucionar un problema inmediato en tus operaciones. Requieren menos requisitos para ser elegible porque la cantidad de dinero involucrado no suele ser mucha.

 

Financiamiento a largo plazo

En este tipo de financiamiento, cómo su nombre lo índica, tiene un plazo para la retribución de los recursos solicitados más largo. A partir de un año, hasta varios más, este tipo de crédito puede funcionar para proyectos grandes: expansiones, comprar inmuebles para oficinas o bodegas. Al manejar considerables sumas de dinero, estos suelen tener una alta tasa de interés y los requisitos para acceder a ellos son mayores.

 

Financiamiento interno

Ahora no hablamos de términos de tiempo, sino de procedencia. Cuando hablamos de financiamiento interno, nos referimos a recursos económicos que vienen desde el interior de una empresa. Estos pueden ser una inversión por parte de los socios, retener ganancias para reinvertir, venta de activos o de acciones. Incluso si tú decides ahorrar tu propio dinero para invertirlo en tu empresa, estamos hablando de un financiamiento interno.

 

Financiamiento externo

Aquí hablamos de cuando la fuente del recurso económico proviene de una institución o persona ajena a la empresa o emprendimiento personal. En este apartado encontramos préstamos bancarios, líneas de crédito con proveedores, crowdfunding, incubadoras de negocios, programas gubernamentales y muchos otros.

 

En la misma Encuesta Trimestral de Evaluación del Mercado Crediticio, el Banco de México encontró que el tipo de financiamiento más utilizado por las empresas mexicanas durante el periodo de enero a marzo de 2022 fue la línea de crédito con proveedores. El 63.5% de las empresas que utilizan algún tipo de financiamiento, utilizan esta fuente.

 

Como te podrás imaginar existen muchas cosas que debes tener en cuenta al pensar en un financiamiento, y siempre es recomendable contar con asesoría financiera. En Corporativo AUG contamos con el equipo indicado para ayudarte a tomar las mejores decisiones, acércate a nosotros y empecemos a planear tu éxito.

 

Por último, nos gustaría saber qué te pareció este artículo. ¿Te gustaría que te habláramos de las características de los diferentes financiamientos externos? Háznoslo saber en tus comentarios y sigue atento a nuestro blog, para más artículos interesantes.

Queremos ayudarte a planear tu éxito

Estamos a tu servicio

    We help you plan your success

    Contact us today to receive
    an initial consultation.

    We are pleased to serve you

      Estamos a tu servicio